El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 01:10

Yo no me quejo 2025. Cuatro meses después del COVID 19

Yo no me quejo 2025. Cuatro meses después del COVID 19

Hace una semana que ha llegado la segunda partida de test, de los buenos. Y mascarillas, que dijo Sánchez que ya estaban volando para España hace cinco años. La culpa del retraso, de la derecha. Ahora podremos testearnos todos.

Otra vez comparto un café en la terraza de una cafetería de la avenida de nuestro pueblo con mis amigos, que compartimos unas tertulias casi diarias. Por aguarles un poco el café a mis amigos les pregunto qué les parece que el Real Madrid esté a punto de ganar la liga de nuevo, me miran atravesados (los dos son del Barça) como ya he comentado alguna vez, somos un grupo raro. El amigo que siempre se sienta a mi derecha (que es de izquierda) saltó como si tuviera un resorte en la silla, “ya estás haciendo suposiciones de lo que puede pasar, como cuando la pandemia del COVID 19 hace cinco años”.

- ¿Me estás diciendo que yo hice suposiciones y especulaciones sobre la crisis?- el otro amigo sentado a mi izquierda (que es de derechas) soltó una risita sibilina ¡si tú! ¿No dijiste que más de un partido se iría al guano? Si, lo dije y lo dejé por escrito y ¿dónde están algunos de ellos?. En el guano. Acordaros (vosotros dos seguro que sí) de las cronologías del mismo hecho hicieron: presidente, ministros, oposición, portavoces de los diferentes partidos y el portavoz Simón. ¿Os acordáis cuando un jueves en los primeros días de abril, un pleno en el Congreso, Sánchez propuso al resto de partidos un nuevo pacto de la Moncloa?

Querido amigo, acuérdate de Sánchez lo campanudo y trascendente que se ponía cuando se dirigía a Casado, ese jueves en particular se superó. Ya empezó a promover el mantra de que la culpa era de Madrid y de la Comunidad autónoma, focalizada en la presidenta. Todos los errores que el presidente Sánchez cometió se los trasladó al PP, en particular a Madrid y su comunidad, Andalucía no salió mejor parada. Lo palmario es que no se puede ser más hipócrita que Sánchez, Lastra y Montero.

El antiguo líder del Psoe P. Sánchez no se podía dirigir desde la tribuna con más arrogancia y odio a Casado, a la postre líder del PP y de la oposición. Él ofreciendo un nuevo Pacto de la Moncloa, para que la derecha le apoye, eso después de acusarles de que la tragedia era por culpa de la derecha. La portavoz Lastra y el portavoz Echenique mientras tanto no pudieron dinamitar más puentes para que eso no sucediera, después de esas intervenciones, nadie era capaz de saber si querían su apoyo o que desaparecieran por la primera alcantarilla (yo creo lo segundo, por la alcantarilla).

Una de las situaciones que se produjo fue la de que el presidente pidiera disculpas por las medidas tomadas fuera de tiempo. “Nosotros no tenemos que pedir disculpas por nada”, estaba claro que así lo creía ya que ni una simple corbata de color negro (protocolo). Ya su ministro Marlaska así lo aseveró “El gobierno no ha cometido ningún error” eso lo dijo con 15.000 personas fallecidas y más de 100.000 contagiados y con todo un país confinado, menos los que se saltaban la cuarentena para irse a sus segundas residencias, algo que también hacían el presidente y su vicepresidente segundo, deambulando por la Moncloa, como si ellos fuesen inmunes… o no, no sé qué número de contagiados se produjeron allí, pero más de uno/a sí que se contagió.

“Doc” no cargaste las tintas en esa época” ¿yooo?. Aún recuerdo cuando en las redes sociales se pedían desde un sector muy concreto –no es el momento de hacer críticas, no politicéis la situación, ya llegará el momento, estas frases te las decían quien cuando juntaba tres palabras era para politizar la situación, o para alabar la grandísima gestión que hacían desde el gobierno, vuelvo recordar las cifras: mes de abril más de 15.000 fallecidos y más de 100.000 contagiados. Lo peor era que muchos se tomaban cada muerte como una derrota del gobierno y por el contrario cada persona sanada, una derrota de la parte critica con la actuación del gobierno y sus medidas tomadas desde enero o febrero.

Más de 20.000 sanitarios, unos 14.000 guardias civiles y resto de fuerzas del estado contagiados por falta de material adecuado para su protección, pero algunos políticos que supuestamente defienden lo público para criminalizar lo privado no proveyeron de material adecuado a estos sanitarios, guardias civiles (material que estará a punto de llegar a España). En aquella época muchas empresas privadas cambiaron sus producciones por ponerse a disposición del gobierno para fabricar elementos necesarios para la seguridad de sanitarios, fuerzas de seguridad, protección civil. Y el vicepresidente se quedó con las ganas de ordenar que lo hicieran.

¡Eso no es verdad! me contesta mi amigo de la derecha, que es de izquierda. Vale no es verdad, ¿de quién fue la culpa?, ¿porque alguien tuvo la culpa? Tú sabes que la culpa la tuvo la derecha, que desmanteló la sanidad, los servicios públicos y… más cosas. Vaaale que la derecha no acepto los trágalas de los gobiernos de la Moncloa, acuérdate que entre las dos facciones no se ponían de acuerdo ni para pedir un café.

¿Ahora vamos a discutir cuando no lo hicimos hace cinco años? la gran noticia de ese Viernes Santo fue el descenso de fallecidos. Los cafés los pagas tú y mañana ya veremos.