El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 23:28

Amancio Ortega hace una donación a Pablo Iglesias

La crítica debe hacerse a tiempo; no hay que dejarse llevar por la mala costumbre de criticar solo después de consumados los hechos. Mao Tse Tung
 
Amancio Ortega hace una donación a Pablo Iglesias
Dicen que Amancio Ortega se atragantó el otro día al ver en televisión a Pablo Iglesias, vestido con uno de sus trajes. Hay que ser justos, no es la mejor imagen de Pablo, ni del fabricante. Ya estábamos acostumbrados a su estilo, un poco dejado, pero muy acorde a su mensaje. No se le ajusta el traje, como a Chris Hemsworth (Thor) con su Hugo Boss. La arquitectura de uno y otro no es ni parecida, puñetera naturaleza, qué injusta es.

El anuncio de la donación le ha llegado con una nota manuscrita por el sr. Ortega, en la cual le explica el motivo de su generosa donación, la nota es bastante escueta “Apreciado Sr. Iglesias. Espero que cuando reciba esta nota, usted y su familia se encuentren en perfecto estado de salud. Este donativo tiene un fin, que queme usted el traje de una de mis marcas de “Pret a Porter” y que con la cantidad que le dono, se compre los de “Corte-fiel”. Le quedo muy agradecido y ya puede usted seguir despotricando sobre mi persona. Póngame a los pies de su señora.”

Nunca nos enteraremos si realmente Pablo Iglesias ha recibido esta nota…o sí. Depende de cómo se presente en sus próximas ruedas de prensa y si critica la GESTIÓN de Inditex, por traer a España, para el gobierno, material sanitario a coste cero, mercancías por valor de 457 millones de euros, según ha informado El Confidencial. Tampoco creo que desde el gobierno hagan mención a las donaciones de cientos de productos de material sanitario, o de las batas para los profesionales sanitarios que desde sus talleres están fabricando y entregado. No es para que se pida el Príncipe de Asturias para él o sus empresas, pero como han insinuado, que se debería pedir para la gestión del gobierno, me parece que hay una diferencia más profunda que la fosa abisal de Las Marianas.

GESTIÓN, todas las críticas que se le hacen y con razón a este gobierno, es por cómo están gestionando la crisis. Desde el primer momento, lo que ha procurado el gobierno es dejar patente que su responsabilidad, es la justa o ninguna. En cualquier declaración del presidente, o sus ministros, como la de sus portavoces, se encargan de dejar claro y meridiano que ellos solo siguen las indicaciones de los “expertos” –poco expertos, viendo los resultados de las medidas tomadas-.

¿Son los “expertos” y los asesores los que han dicho al ministro Illa, como gestionar las compras del material sanitario? Ya cansa que se escuden en esos seres inmateriales. ¿Quién dejó en manos de esas cuasi empresas, las compras de un material tan específico para combatir en esta guerra, como la denomina el presidente? Por transparencia deberían explicar los parámetros que se han usado para la elección de empresas sin respaldo de organización, o de posicionamiento estratégico, en los mercados internacionales. Desde la explicación de la ministra que se tenían que aprovechar las gangas que le ofrecían, cuando una mayoría de países estaban haciendo acopio de ese material y los “expertos del gobierno” encontrando gangas.

Ahora los “expertos del gobierno” han decidido regular los precios máximos de una serie de productos básicos, mascarillas, geles, etc. ¿Qué ha sucedido con esa recomendación? Desabastecimiento. Si realmente hubiesen contado con expertos los ciudadanos no habríamos sufrido las carencias que se está produciendo. Las compras se habrían hecho en tiempo y forma, como están demostrando desde algunas autonomías y empresas privadas que se puede hacer. Los “expertos del gobierno” dejan al presidente una semana si y otra también con las vergüenzas al aire. Con cada una de sus propuestas que nos hace desde televisión mirándonos a los ojos, después el BOE el domingo por la noche lo rectifica, por no mencionar los tests, alguien recuerda cuando fue la primera vez que los mencionó, ya ha quedado como una coletilla, ni están y ya casi ni se les esperan.

No acostumbro a ser mal pensado, casi nunca, pero me gustaría conocer los números de las compras fallidas, quien firma los pedidos, precios comparativos con otros productos de igual calidad y sobre todo, donde han acabado esas compras de material. Esas dudas las tenemos algunos, otros dan por buena esas explicaciones, en particular el equipo de gobierno, ya que nadie ha dimitido, con lo que ha significado en pérdida de tiempo y en este caso lo que ha significado la pérdida de tiempo, por la nefasta gestión. De nada sirve correr; lo conveniente habría sido partir a tiempo. La Fontain. Ojalá este gobierno hubiese hecho las cosas a tiempo.

Los personajes de este artículo son imaginarios y ficticios, y si no lo son, merecerían serlo ¿de acuerdo eh?