El Ágora de Alhaurín

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:09

Alhaurín apuesta por la integración

El Ayuntamiento firmará un convenio con la comunidad musulmana del barrio de Molembeek para ayudar a jóvenes en riesgo de exclusión a través del deporte

Visita futbolistas Molenbeek
Visita futbolistas Molenbeek
Alhaurín apuesta por la integración

Hace algo más de año y medio, en el marco de los prolegómenos de la celebración del galardón de Ciudad Europea del Deporte de Alhaurín de la Torre, la concejalía de Deportes del municipio, encabezada por su titular, Prudencio Ruiz, inició un proyecto con la comunidad musulmana de un barrio de Bruselas -a través de una promotora local llamada Fire Gym- con el objetivo de trabajar de manera conjunta para facilitar la integración social de jóvenes deportistas belgas en riesgo de exclusión. En noviembre de 2015, el propio Ruiz tenía que acudir a una reunión referente a dicho proyecto, pero los atentados de París del día 13 complicaron el viaje. La comunidad musulmana en cuestión pertenecía al barrio de Molenbeek, en aquellos días tomado por la Policía, ya que los integrantes de esta célula yihadista habían vivido en este distrito.

El proyecto en cuestión, tal como explica el propio edil, consiste en realizar diversos intercambios de jóvenes deportistas alhaurinos con otros belgas, con el fin de trabajar tanto la cuestión social como la deportiva. No en vano, futbolistas del distrito de Molenbeek visitaron Alhaurín de la Torre la semana pasada, dentro de esta iniciativa enmarcada en el acuerdo con la promotora Fire Gym. Los jóvenes deportistas, acompañados por el responsable de la citada firma, Carlos Pérez, departieron con el alcalde, Joaquín Villanova, e hicieron entrega de una camiseta del Royal White Star de Bruxelles firmada por todos los jugadores de este equipo, que juega en el estadio Edmond Machtens de Molenbeek.

El regidor anunció entonces que se estaba trabajando en la firma de este convenio para promover la integración social a través de la actividad deportiva con este barrio de Bruselas, donde conviven personas de distintas procedencias. Villanova recordó que la delegación alhaurina que recogió el año pasado en Bruselas el premio de la Mejor Ciudad Europea del Deporte ya visitó, de la mano de Fire Gym, Molenbeek y su estadio, y se comenzó a hablar para hacer posible este acuerdo, con el objetivo de «estrechar lazos entre las comunidades, impulsando los valores deportivos, y como una fórmula para luchar contra el odio que promueve el terrorismo yihadista». Además, estos dos jóvenes futbolistas aprovecharon su estancia en Málaga para realizar pruebas para el Marbella F. C.

Un viaje accidentado

Hace escasos tres días, el edil de Deportes viajó a Bruselas para adelantar aún más este convenio, del cual se espera que esté firmado en algo más de un mes, por lo que los intercambios podrían comenzar este mismo verano en grupos de 20 a 30 jóvenes. Sin embargo, Prudencio Ruiz tuvo que mantener ayer esta reunión lejos de Molenbeek, ya que desgraciadamente este barrio vuelve a estar en la actualidad mundial debido a los atentados de Bruselas del pasado martes, y prefirieron citarse en otro entorno.

«Lo sucedido en la capital belga no viene sino a confirmar la necesidad de un proyecto que pueda dar segundas oportunidades a una población en riesgo de exclusión», manifestó ayer Prudencio Ruiz desde Bruselas, que explicó que había sentido mucha «tensión» el día de los atentados, ya que había acudido a un evento ciclista en el que había miles de personas. «La intención es trabajar especialmente con el fútbol, el fútbol sala y la gimnasia rítimica en lo referente a competición, mientras que en la cuestión de integración tocaremos todos», explicó el edil, que en el día de ayer aún no sabía cómo y cuándo podría volver a Alhaurín.